domingo, 20 de septiembre de 2009

EFICIENCIA ENERGETICA

El uso de la energía trae algunos problemas asociados como: el costo debido a nuestra dependencia energética y a la vulnerabilidad del abastecimiento, además tenemos los impactos medioambientales. Estos últimos no muy bien valorizados ya que por ejemplo las emisiones de una planta termoeléctrica no se castigan.
Algunas soluciones que podemos presentar para enfrentar el alto costo de la energía y sus consecuencias medioambientales son: diversificar nuestra matriz energética impulsando el uso de energías renovables no convencionales, adicionalmente se puede mejorar las tecnologías utilizadas con el uso de energías convencionales como por ejemplo el cambio en tecnologías de iluminación, mejora de procesos industriales a fin de hacerlos cada vez más eficientes y por cierto esta el uso eficiente de la energía.
Pero ¿que se entiende por uso eficiente de la energía?
Es cuando se reduce el uso de combustibles y energía eléctrica pero sin tener que renunciar a ningún bien o servicio. Esto significa que uso eficiente de la energía no tiene nada que ver con ahorro de energía que significa reducir o eliminar actividades relacionadas con bienes y servicios, esto se asocia a escasez de energía lo que obliga a racionamientos.
Muy por el contrario lo que implica el uso eficiente de la energía es innovación tecnológica, capacidad para gestionar los insumos como el agua, petróleo o carbón. Tener la capacidad de producir un cambio cultural con relación al medio ambiente y cambiar la visión de corto plazo por una de largo plazo.
Los principales obstáculos para desarrollar una política al respecto es por un lado el desconocimiento de tecnologías de punta, poca capacidad para evaluar equipos considerando los beneficios energéticos. Falta de un marco regulatorios que premie o incentive las inversiones en eficiencia energética, la creación de unidades de gestión energética dentro de las empresas y por cierto regular el ingreso de equipos beneficiando con créditos o beneficios tributarios a los que cumplan estándares en el uso eficiente de energía.
Luego cabe la pregunta ¿Qué debemos hacer para ser eficiente?
Reducir las pérdidas energéticas que no aportan al objetivo deseado como por ejemplo el gas que no calienta el agua y las luces que indican que un equipo esta en “stand by” luego es muy importante introducir innovación y cambiar la cultura.
El uso eficiente de la energía puede evitar la instalación de plantas contaminantes y permite el ahorro de insumos apuntando a la protección con el medio ambiente, pero también al apuntar a la reducción de los costos de producción implica un aumento de la competitividad y disminuye la vulnerabilidad. Esto último es muy importante ya que el tiempo de la energía barata se acabo y ser competitivo con energía cara es muy difícil.
El gobierno a través de sus distintas instancias debe desarrollar políticas que incentiven el uso eficiente de la energía ya que el país tiene margen para mejorar en esta ámbito, considerando que hay tecnologías están disponibles y son rentables.